BIENVENID@S

Estimad@s Amig@s
† † † † † †
† † † † † † Es, este mi delirio de palabras que enfocan la debilidad, fortaleza y en si, me vuleve un loco creador, un poeta que derrama del corazon, inutilies nostalgias....!!!!! † † † † † †

martes, 29 de diciembre de 2015

Fin

Es el fin de la humanidad,
proclaman,
los falsos profetas,
de sentido común;
que asustan,
sin temor a ingenuos,
difamando lo cruel
de esta llegada.

¿Quién sabe realmente
cuál es el fin?
ni siquiera el Papa,
podrá predecir;
es la naturaleza
que se está muriendo,
y con ella,
la ignorancia del vil ser
llamado canibalismo capital.
Es el mismo hombre,
superficial y egoísta;
el que se aproxima,
y crea su propia destrucción,
sin razón;
basta ya de engaños,
busquemos la salida,
de esté tedioso martirio,
que consume lentamente.

La paz es la fuerza,
para unir las naciones;
no más guerras,
no más hambres,
no más racismos,
no más fascismos,
pide la memoria,
de muchas almas,
que expirando dos veces,
viven aún.

¿Que causa nos llevará
a la desgracia?
será acaso el desastre
catastrófico de la naturaleza,
o la maldita guerra mundial,
o las epidemias
de enfermedades incurables
o mucho peor,
la colisión de mundos.

¡Cual será el destino
de la humanidad?
nos deja mucho que pensar;
es el momento,
de reaccionar y pelear,
sin tregua con el mal
que lacera sin piedad, 
matando a la vez.

Por: Juan Jose Curicama Naula
"El Por Siempre Ulises"
ODISEA DE UN AMOR NEFASTO

lunes, 17 de febrero de 2014

Tumulto

Todos emanan un olor, ese olor es tan tradicional, huele a hipocresía, falsos individuos.

Porque estoy ensordecido en este mundo de mudos.

Individuos parasitarios, refugiados en la mendicidad del perdón.

Quien pudiera ser, el omnipotente, para exterminar esta hipocresía.

Los seres humanos siempre tienden a declinar en lo que dicen.

Todos precursores, todos salvadores; individuos mentirosos!!!

Malditas marionetas, esquematizadas en el superficialismo!!!

Como odio esta humanidad llena de prejuicios, violencia y otras
inmundicias, que faltan palabras para describirlas.

Toda tendencia religiosa, quebranta nuestros ideales y empequeñece
nuestra personalidad!!!

¡Nada es eterno, todo es consecuente, tardío y efímero a la vez!

¡Basura social, política, económica, militar, religiosa!
que hacen mofa de la humanidad y naturaleza, para competir el poder.

¡Vivimos en la comodidad del mundo, contaminado, destruyendo, siendo
crueles, intolerantes, malagradecidos, hipócritas, mentirosos, vagos,
ladrones, creemos ser conscientes o razonables, pero esa razón o conciencia
esta mutada por el superficialismo y facilismo!

"Somos victimas de nuestra propia bestialidad"

Hay que matar la ignorancia educando a nuestro niños, demostrando respeto,
cariño, comprensión.

Somos hijos de la naturaleza, los malagradecidos, los superficiales,
los egoístas, los ladrones, los mentirosos, los traidores;
!todos hemos elegido en destruir el mundo hasta alcanzar su extrema esterilidad!

Pobre nefasto mundo lleno de amarillismos...
nada ayudara, si no cambiamos nuestras aptitudes
de sumisos o "salvaguardas" deberíamos pensar en
vez de solo creer, deberíamos hacerlo no solo decirlo...

¡Estamos en un mundo de caos, donde nunca hay respuestas!

Tengo miedo, no de dioses ni demonios, sino de esta humanidad tan perversa.

El tiempo me acecha, me vuelve vulnerable y tímido de la vida.

¡A veces lo extremadamente insignificante, es primordial para la vida!

Por: Juan José Curicama
"El Por Siempre Ulises"
ODISEA DE UN AMOR NEFASTO

martes, 13 de marzo de 2012

SOFLAMAS


Solo tengo estas palabras obscenas
para aquellos refinados oídos;
que llenan de egoísmo e hipocresía.

Solo tengo estas palabras abrumadoras,
llenas de fantasía,
para aquellos escurridizos sueños.

Solo tengo estas palabras vacías,
para aquellos sordos individuos,
que claman absolución y salvación.

Solo tengo estas palabras oprobiosas,
para aquellos viles seres del estado,
que juegan como marionetas al pueblo.

Solo tengo estas palabras tristes,
enjambradas de odio y desidia,
que pronuncia ¡basta! con este desequilibrio.

Solo tengo estas palabras contaminantes,
de desazones y henchida de maldiciones,
así regados de vergüenza y deshonor.

Como ha podido ser posible, que tan aberrantes seres,
pudieran matar lentamente este lecho de vida,
convirtiéndose en verdugos de esta madre naturaleza.

Por: Juan Jose Curicama
“El Por Siempre Ulises”
ODISEA DE UN AMOR NEFASTO

martes, 5 de julio de 2011

DANZANDO COMO MARIONETAS



Mira cómo se pasa danzando en la miseria,
fingiendo tanta absolución,
dedicando inmortalidad, a la ignorancia,
entes malévolos, frígidos e insolentes,
siempre están empeñados a ser precursores de la destrucción,
como maquinas que se presiona el interruptor.
basuras mecánicas, engendros obsesivos,
están esculpidas, como arte de la decepción,
manejadas a lo mejor, como títeres de la codicia,
y apantallados por la “sutileza, benevolencia”
¡simplemente se contempla entonces!
como esta plaga inmunda,
comete uno de sus peores errores,
y se siente, tanta frialdad;
ya nadie es tan doliente, tan humano;
en lo absoluto, es mejor desaparecer
que al ver caer, tanta maravilla natural,
por depredadores de “inteligencia”
¡pobres vagabundos del desastre!!!!!!!

Por: Juan Jose Curicama
"El Por siempre Ulises"
ODISEA DE UN AMOR NEFASTO
Quito - Ecuador

martes, 1 de febrero de 2011

¿Olvido?


¡No finjas! que has soslayado,
¡no finjas! que todo ha marchado bien,
durante esta ausencia;
yo no he podido ocultar,
¡esta! miserable tristeza;
por las noches clamo ¡regresa!
y duermo de cansancio,
de tan agitado pensamiento;
en la testa provoca,
incesante dolor indescriptible,
que agobia esta terrible soledad.

Porque ahora te has convertido,
en el fantasma de mis lamentos,
como querer fingir,
algo que es inútil, olvidar;
¡es que eres precisamente, tú!
la que arañas, mis entrañas,
eres como aquellos gemidos,
más allá del sosiego, que invocan a redescubrirte,
provocando un desorden psicológico y fisiológico.

¡No se puede fingir, que no se deseas mas!
es absurdo engañarse a sí mismo;
¡como pretender querer con benevolencia!
si al fin se causa, tanto despojo y tanto maltrato,
¡como querer, algo abstracto o tupido!
¡como querer algo que se radicaliza!
para que se escabulla entre la vanidad y la mentira.

¡Nada admisible….!
¡pero tampoco hay algo! que justifique absolución,
solo se puede ser el fracaso inútil o falto de sí mismo;
porque que se renuncia,
a este inclaudicable amor y razón,
porque se utiliza, esta sutileza,
para abandonarla, tan repentinamente.

¡Ya basta de sacrificar esta ternura!
por aquellos desafeases, que someten;
para mí, es suficiente a que llegue,
el mañana, para seguir esperando,
que saliera de aquel capullo,
de frustraciones e intolerancia!!!!!!
renace nuevamente pedazo de mi vida.

Me estoy desprendiendo, y lentamente
mis alas, tienden a debilitarse;
¡ahora me encuentro tan solo! entre tanta multitud,
con estos sueños derrumbándose;
¡Estos días! Me consume,
a precipitados pasos
y en el alba se conjugan entre:
tu y lo irracional,
lo mágico y lo irrisorio.

Juan José Curicama
“El Por Siempre Ulises”
ODISEA DE UN AMOR NEFASTO

domingo, 5 de diciembre de 2010

Diosa Justiciera


Diosa del placer
y encanto divino,
a ti me consagro, con afán;
eres la luz esplendorosa,
que emerges de la oscuridad,
ahuyentando las maldiciones,
que sofocan al corazón.

Mujer divina y victoriosa,
por ser única, eres grandiosa;
juzgad con máximo rigor,
la especulación asesina,
que envuelve la pobreza,
y cortad con tus espadas,
las cabezas sin piedad.

Eres la Diosa justiciera,
mística y austera,
que domina el privilegio,
y destruye honrosamente,
el espeso mal que consume;
firme con su razón,
y rebelde con la hipocresía,
es la Diosa justiciera,
que en mi pensamiento está.

¡Es ésa la mujer! que en mi,
se a impregnado como sabia
escritura del bien,
donde nunca serán corroídos,
por malditas que sean
las injusticias.

Juan José Curicama
“El por siempre Ulises”
ODISEA DE UN AMOR NEFASTO
Quito - Ecuador

jueves, 2 de septiembre de 2010

Rocio del Alba Mia


Rocío del alma mía,
alba mía, nostalgia del día;
fuente de ventura adorada mía,
angelical visión que siento,
encanto mío,
que derramándose broto;
latidos exorbitantes
del pecho,
anidando está,
con locura tú trecho.

Celeste inmenso del cielo,
engarzado contemplo con celo,
cumbres infinitas,
como queriendo alcanzarte,
intenso cariño que derramo,
¡por amarte!
lucero mío,
no pretendo robar tú brillo;
pues, inquieto estoy,
con candor sencillo;
auge misterioso en desvelo.

Gimiendo está
el corazón;
unísono canto,
en desesperación;
encaminado hacia la lucha,
regocijado de grandeza mucha;
rociado de perfume;
embriagado estoy,
ansioso por mirar tus ojos voy.

Cándida y serena noche,
oyes mis voces en derroche,
rodeado de mágicas estelas;
nefasta como las conchas
de hermosas perlas;
enternecido
como en el edén prometido;
jardín de rocíos,
mística y hermosa;
¡oh mujer de los sueños!
cautiva y misteriosa.

Por: Juan Jose Curicama
"El por Siempre Ulises"
ODISEA DE UN AMOR NEFASTO
Quito-Ecuador

miércoles, 2 de junio de 2010

ESCONDRIJOS



Definitivamente me muero, se mueren, ¡no hay retroceso!
ni tampoco predisposición de los seres,
nos marcamos como sujetos de perecimiento precoz,
más aun, si seguimos generando especulaciones asesinas
me es comprobado que nadie admite su error incontrolable,
como odio este mundo lleno de entes mecánicos, vacios,
incapaces de sobreentenderse, aferrados a su locura,
contaminados al ahogo de su propio vomito superficial;
¡sin embargo he tenido la intención, de cambiar!
¡cambiar si, como si fuera fácil convencer!
¡estos entes, con cabezas de ladrillo!
cuadrados a pesar de todo,
confundidos en su torpe ideología,
y aparte de aquello, rebaños del superficialísimo e ignorancia,
considerándose, capaces de transformar realidades,
que asemejan simplemente la llegada del caos;
¡aayyy, individuos, con aires de buena “voluntad”!
¡no es que me empeñe a ser pesimista!
¡pero tampoco empequeñece mi ego!
solo creo que soy cruel y crudo con lo que contamina.

Vastos seres ausentes de sí mismos,
juagando a ser héroes, por aliviar sus caprichos,
como me cuesta aceptar, cuan diminutos son,
y merodean fingiendo tener la absolución total,
cadentes, miserables, ruines, depreciables,
por el simple hecho de inclinarse a deidades
o conceptos mal fundamentados
creen haber conquistado definitivamente a todos;
¡solo creo en mi percepción empírica!
palpo lo real, porque así, he alimentado el pensamiento,
lo demás simplemente, es edema de la aberración social,
para al fin seguir confundiendo, sus estados emocionales.

Juan José Curicama
“El por siempre Ulises”
ODISEA DE UN AMOR NEFASTO
Quito - Ecuador

lunes, 1 de febrero de 2010

DUELE ACEPTAR LA CEGUERA HUMANA


Gozaba en la delicia de los encantos más misteriosos del alba mía,
En tanto, los sueños iban embarcándose a inciertos lugares del desplacer;
Opacando la vileza que estropea mi magnificencia de complejo poder;
Vanidad es lo que era, no podía aceptar esta mi derrota que era indigna,
Aunque nadie ha pregonado, posible caos de la esperanza, sigo abarcando nostalgia,
Nadando en el oscuro vació, del desperfecto humano,
Ansío la empalagues de mis ojos, para frustrarme del desastre inmisericorde.

Sentado estoy, bajo estos matorrales que me fingen con su sombra; ¡apacibilidad!
Insensata, cobarde y mentirosa, es ahora la naturaleza, con los seres que nos postramos a ella,
Livida u hosca, me atesora con lo egoista y superficial, que quiere fundirme a la debilidad,
Viene acechandome, desde cuando pude utilizar mi razonable creacion omnipotente,
In perpétuum, esta la enmarañada materia que roe, como mutiladoras polillas,
Astutas y malévolas, clamaran que os unáis a este degolló infernal, para acabaros.

Días de angustias, se sigue aproximando, y no saber cuales son los causantes del exterminio:
Inclementes o perceptivos, cual es la verdadera palabra para manutención de esclavos,
Acaso ya se ha perdido al fin, la dignidad de los seres vivos, me entumece esta ligereza:
Zafios, tullidos, enclenques, oprobiosos, mórbidos, que mismo es esta confusión maquiavélica, que se postra sonriente.

Para: La Adorada Mía, Con Mucho Cariño.
Por: Juan José Curicama N.
“El Por Siempre Ulises”
Odisea de un Amor Nefasto.

martes, 5 de enero de 2010

COSTRAS DEL ALMA



Me filtro, me enredo en mis sueños,
para reencontrarte en las quejas del alma,
como es consistente amarte, esperándote en mi lóbrego,
como deviene la ternura de un niño a los senos de su madre
como te espero con mi melancolía, alborotada y afligida.

Estirarme tanto, para que sea inútil mi existencia, para embarrarme en los vicios,
no tiene cabida, sería capaz de borrarte,
pero mi locura se conjuga con las cosas diarias y tu,
ahora siénteme, soy el mismo de ayer.
único, sincero, capaz de seguirte esperando hasta mi deceso.

Como es posible, que este pasajero se trunque en las fosas de la vida,
como es injusto seguir pretendiendo escribir, si no existes,
¡ay estas costras del alma mía!, me exprime a la decadencia,
palabras que ya no pronuncian, se sujetan entre la garganta y la lógica,
absurdo o cierto, que demonios somos los al final de este recorrido inútil..

Por: Juan Jose Curicama
"El por Siempre Ulises"
ODISEA DE UN AMOR NEFASTO
Quito-Ecuador

domingo, 13 de diciembre de 2009

Amigos


Soy amigo de la soledad,
Soy amigo de los vicios,
Soy amigo de la superficialidad,
Soy amigo de la corrupción,
Soy amigo de la tecnología,
Soy amigo del egoísmo,
Soy amigo de la compasión,
Soy amigo del engaño,
Soy amigo de lo ilógico,
Soy amigo de la fantasía,
Soy amigo de lo irracional,
Soy amigo del genocidio,
Soy amigo de la “moral”
Soy amigo de lo ético,
Soy amigo de la destrucción,
Soy amigo del canibalismo social,
Soy amigo del poder,
Soy amigo de las orgias,
Soy amigo de las aberraciones,
Soy amigo de la tragedia,
Soy amigo del holocausto,
Soy amigo del sometimiento,
Soy amigo de la amante mía,
Soy amigo de la misoginia,
Soy amigo del oscurantismo,
Soy amigo del fetichismo,
Soy amigo del “cristianismo”
Soy amigo de lo patético,
Soy amigo de la pestilencia,
Soy amigo del “idealismo”,
Soy amigo del fascismo,
Soy amigo del hambre,
Soy amigo de la miseria,
Soy amigo del materialismo,
Soy amigo de lo siniestro,
Soy amigo del despilfarro,
Soy amigo del sufrimiento,
Soy amigo de la contaminación,
Soy amigo del cataclismo,
Soy amigo de la perversión,
Soy amigo de la servidumbre,
Soy amigo de la venganza,
Soy amigo de la conspiración,
Soy amigo de lo “inmaterial”
Soy amigo de la tortura,
Soy amigo de la perfección,
Soy amigo de la indigencia,
Soy amigo de la locura,
Soy amigo de la ridiculez,
Soy amigo de la cordura,
Soy amigo de la tergiversación,
Soy amigo de la ternura,
Soy amigo del fracaso,
Soy amigo de la envidia,
Soy amigo de la hipocresía,
Soy amigo de la satisfacción,
Soy amigo de la exageración,
Soy amigo del temor,
Soy amigo de la fortaleza,
Soy amigo de la perdición,
Soy amigo del sarcasmo,
Soy amigo de la desidia,
Soy amigo del……………….

Soy amigo de todas estas cualidades que nos llevan al desastre.
¿Si es que acaso no te nombrado?, ¡carajo amigo no me discutas!
¡En fin soy enemigo de mi mismo…!

Juan Jose Curicama
"El por siempre Ulises"
ODISEA DE UN AMOR NEFASTO
Quito-Ecuador

martes, 8 de diciembre de 2009

COSTRAS DEL ALMA


Me vuelco y me enredo en mis sueños,
para reencontrarte en las quejas del alma,
como es consistente amarte, esperándote en mi lóbrego,
como deviene la ternura de un niño a los senos de su madre
como te espero con mi melancolía, alborotada y afligida.

Esperarte tanto, para que sea inútil mi existencia, para embarrarme en los vicios,
no tiene cabida, sería capaz de borrarte,
pero mi locura se conjuga con las cosas diarias y tu,
ahora siénteme, soy el mismo de ayer.
único, sincero, capaz de seguirte, esperando hasta mi deceso.

Como es posible, que este breve escritor se trunque en las fosas de la vida,
como es injusto seguir pretendiendo escribir, si no existes,
¡ay estas costras del alma mía!, me exprime a la decadencia,
palabras que ya no pronuncian, se sujetan entre la garganta y la lógica,
absurdo o cierto, que demonios somos los al final de este recorrido inútil.

Por Juan Jose Curicama
"EL por siempre Ulises"
ODISEA DE UN AMOR NEFASTO
Quito-Ecuador

lunes, 9 de noviembre de 2009

ESTAS SIEMPRE TU


Me destiño con tu agria sensación,
me confundo con tu oscura desventura,
me halagas en mis sueños,
me destruyes con tu silencio.

Mientes en tus dolores,
pretendes quererme sin condición,
me consumo en mis disgustos,
me sonrojas con tus miradas.

Ya basta tu presencia,
para tener tu conciencia,
que en mi enciendes mi existencia,
que osa con persistencia.

Juan Jose Curicama
"El Por siempre Ulises"
ODISEA DE UN AMOR NEFASTO
Quito-Ecuador

sábado, 12 de septiembre de 2009

INTEMPESTIVA TRAGEDIA.



Aclamada tierra, ahora que me disuelvo en el cemento,
indiferente y macabro; pretendo sorbo de vida natural,
¡despierta! que aun no nos confundimos en la violencia
enfoquémonos a la diversidad, pero ya no destruyas,
este manglar de amor, que justifica piedad absoluta.

Contemplarte quiero en mi áurea madrugada
oh magnifico destello, que ensalce la grandeza al despertar,
nunca te disuelvas, en las mareas de la desperfección, que inútil,
seguramente aplaces la existencia, pero se notara el ahogo,
unisonó de la materia, cuando ya no envuelva el pensamiento
enriquecedme de tu benevolencia, ya no quiero que te esfumes en la
locura de mi existir, bañadme con la discordia
oh matadme en el delirio diciéndome que conjugas en mi.

Admiradme por mi nobleza misericordiosa o
redímeme por mi hipocresía latente,
miradme con ojos altivos, enfrascado a realidad
impídeme a ser maniático que destruye
justifica aliento de sobriedad porque en vano muero,
ostentoso y frio, haga lo que quiera entonces, el mundo en mi.
¡soy práctico! matad a quien quiera potencializarte en superficialísimo oscurantista.


Por: Juan Jose Curicama
"El Por Siempre Ulises"
ODISEA DE UN AMOR NEFASTO
Quito-Ecuador

lunes, 1 de junio de 2009

Espejo


Mi bello entorno ¡el engaño!
Mi fatalidad ¡la angustia!
Mi lógica inexplicable ¡lo absurdo!
Mi elogio escondido ¡la hipocresía!
Mi coherencia ¡la dispersión!
Mi locura ¡la ansiedad!

Mi convicción ¡la alienación de las ideas!
Mis sueños ¡el despojo de la verdad!
Mi dolor ¡la aberración del equilibrio!
Mi delirio ¡el ahogo de la sinceridad!
Mi amor ¡el fingir ternura!
Mi esperanza ¡forzada a morir!

Mi quietud ¡envolverme de convulsiones!
Mis ojos ¡formulando espejismos!
Mi cerebro ¡contemplando destrucción!
Mis labios ¡el sabor de lo más amargo!
Mis años ¡el desgaste de las ilusiones!
Mis días ¡la absorción de los vicios!

Mi lento deseo ¡la decadencia!
Mi vida apagada ¡la exclusión de los sentidos!
Mi calvario ¡la impotencia!
Mi sucesor ¡las letras plasmadas!
Mi viento ¡el olor a la libertad!
Mi corazón ¡la llaga!

Mi idolatría ¡la voluntad!
Mi estado ¡la vanidad del ánimo!
Mi perfección ¡el desastre!
Mi ego ¡el poder!
Mi naturaleza ¡el desequilibrio!
Mi satisfacción ¡el provocarlo!
Mi sumisión ¡la mujer más perversa!

Por: Juan Jose Curicama
"El por siempre Ulises"
ODISEA DE UN AMOR NEFASTO

Espejo

Mi bello entorno ¡el engaño!
Mi fatalidad ¡la angustia!
Mi lógica inexplicable ¡lo absurdo!
Mi elogio escondido ¡la hipocresía!
Mi coherencia ¡la dispersión!
Mi locura ¡la ansiedad!

Mi convicción ¡la alienación de las ideas!
Mis sueños ¡el despojo de la verdad!
Mi dolor ¡la aberración del equilibrio!
Mi delirio ¡el ahogo de la sinceridad!
Mi amor ¡el fingir ternura!
Mi esperanza ¡forzada a morir!

Mi quietud ¡envolverme de convulsiones!
Mis ojos ¡formulando espejismos!
Mi cerebro ¡contemplando destrucción!
Mis labios ¡el sabor de lo más amargo!
Mis años ¡el desgaste de las ilusiones!
Mis días ¡la absorción de los vicios!

Mi lento deseo ¡la decadencia!
Mi vida apagada ¡la exclusión de los sentidos!
Mi calvario ¡la impotencia!
Mi sucesor ¡las letras plasmadas!
Mi viento ¡el olor a la libertad!
Mi corazón ¡la llaga!

Mi idolatría ¡la voluntad!
Mi estado ¡la vanidad del ánimo!
Mi perfección ¡el desastre!
Mi ego ¡el poder!
Mi naturaleza ¡el desequilibrio!
Mi satisfacción ¡el provocarlo!
Mi sumisión ¡la mujer más perversa!

Por: Juan Jose Curicama
"El por siempre Ulises"
ODISEA DE UN AMOR NEFASTO

Espejo

Mi bello entorno ¡el engaño!
Mi fatalidad ¡la angustia!
Mi lógica inexplicable ¡lo absurdo!
Mi elogio escondido ¡la hipocresía!
Mi coherencia ¡la dispersión!
Mi locura ¡la ansiedad!

Mi convicción ¡la alienación de las ideas!
Mis sueños ¡el despojo de la verdad!
Mi dolor ¡la aberración del equilibrio!
Mi delirio ¡el ahogo de la sinceridad!
Mi amor ¡el fingir ternura!
Mi esperanza ¡forzada a morir!

Mi quietud ¡envolverme de convulsiones!
Mis ojos ¡formulando espejismos!
Mi cerebro ¡contemplando destrucción!
Mis labios ¡el sabor de lo más amargo!
Mis años ¡el desgaste de las ilusiones!
Mis días ¡la absorción de los vicios!

Mi lento deseo ¡la decadencia!
Mi vida apagada ¡la exclusión de los sentidos!
Mi calvario ¡la impotencia!
Mi sucesor ¡las letras plasmadas!
Mi viento ¡el olor a la libertad!
Mi corazón ¡la llaga!

Mi idolatría ¡la voluntad!
Mi estado ¡la vanidad del ánimo!
Mi perfección ¡el desastre!
Mi ego ¡el poder!
Mi naturaleza ¡el desequilibrio!
Mi satisfacción ¡el provocarlo!
Mi sumisión ¡la mujer más perversa!

miércoles, 15 de abril de 2009

Arañando Recuerdos


No era hermosa,
pero tampoco era fea,
pero me gustaba, su tez fina.

No era inteligente,
pero tampoco era estúpida,
pero me gustaba su silencio.

No era tan grato,
pero tampoco era un disgusto,
pero me gustaba su presencia.

No era flaca,
pero tampoco era voluminosa,
pero me gustaba su expresada figura.

No era perfecta,
pero tampoco era ridícula,
pero me gustaba, su nariz tan única.

No era tan destellante,
pero tampoco era tenue,
pero me gustaba el brillo de sus pupilas.

No eran tan carmesí,
pero tampoco eran pálidos,
pero me gustaba, sus delicados labios.

No es que sea tan razonable,
pero tampoco soy tan loco,
pero aun la busco en el umbral de mi alcoba.

No entiendo, ni quiero entender,
pero tampoco quiero saber
porque te has desvanecido,
¡oh amada mía!

Juan Jose Curicama
"El por Siempre Ulises"
ODISEA DE UN AMOR NEFASTO.

sábado, 7 de marzo de 2009

Solo Falsedad


En ti solo fue:
miedos, deshonor,
avaricia, caricia sin pudor,
es hora de que cambies,
y encamines tus ideas;
¡pues todo terminara!
¡siente ya! la llegada,
de está desilusión,
que se propagaran,
a raudos gritos.

En ti solo es falsedad.

Busque para ti,
lo mejor de mis caricias,
sin embargo lo destruiste,
con tú depresivo odio,
que es preludio,
de negra obsesión,
ahora es cuando,
debes considerarte,
la infértil meretriz,
¡que nunca amará!
¡deja ya, de destruir
mi miserable alma!
que con tanta calma,
mi voz te aclama;
que en ti, solamente,
creyó;
deja el pasado,
y huye, huye,
sin mirada atrás
de esta pasión,
ya deja en paz,
a aquel que se comprometió,
amarte sin rencor.

En ti solo es falsedad.

Ya nada queda ahora,
más que los recuerdos,
de aquella vez,
que cuando el corazón,
enamorado, justificaba
tú falsedad,
que hermosos, tiempos
aquellos,
donde todo fue permitido,
y sin razones,
la tormenta cesaba,
en nuestro edén,
por nuestro amor.

En ti solo fue.. ¡falsedad!.

Juan Jose Curicama
"El por siempre Ulises"
ODISEA DE UN AMOR NEFASTO

lunes, 2 de febrero de 2009

El Fulgor del Alma Mía


Imagen espectrada,
en busca de tú cuerpo;
contienes las más dulces misiones
de serenidad;
en las fúnebres melodías,
mantienes las soñolientas,
alburas en sosiego esplendoroso,
con un confín misterioso,
a la hoguera;
que clase de oscuro antro,
es la que profana mí alma
y asusta mi calma.

Juan Jose Curicama
"El por siempre Ulises"
ODISEA DE UN AMOR NEFASTO
Quito-Ecuador

domingo, 11 de enero de 2009

La Ilusión de Mágica Visión


¡Donde estás, divina mía!
que mis ojos con tanta ansia,
te busca.

¡Donde están, esos labios
tentadores!,
que a los míos las provoque.

¡Donde está! tan lisa cabellera
de precioso matiz,
que en mi encanta.

¡Donde estás, fémina mía,
que a mis ojos exorbitantes,
los has dejado.

¡Ay, Mujer mía!
tan obsesionado,
me he encontrado,
como el naufrago,
de tu corazón,
como quien pierde la razón;
incapacitado, sin siquiera
poder estrechar mis brazos,
y arrancar de mi, ¡las cadenas!
que atan eterno, el miedo;
quiero consumirme
en tu calor,
que tiernamente brotas,
como brota el árbol sus hojas,
y que pronto se desprenden
las hojas secas,
que se consumen en la tierra.

¡Donde estás!
cándida mía,
tan sencilla
como el alba,
tan hermosa
como una Diosa.

¡Donde están, sus pupilas
Diamantinas!
que tan cerca las tengo
y no las tengo,
¡donde estás, donde, donde.....!

No soy aquel espectro
que deambula por las noches,
queriendo placer,
sin amor, ese no quiero ser,
no, no......

No soy ese ser sarcástico,
que simplemente gime,
haciendo notar tanta lastima,
¡lastima! que simplemente emite,
por conseguir un inconveniente
en desorden.

Ay mi chiquita ilusión;
que visión
tan grande, de emoción,
eres cautivante
como una solapa
a tu cuello,
pretendo una copa
de vino, y embriagarme
con el beso
de tu boca,
que en mi provoca.

Juan Jose Curicama
"El Por Siempre Ulises"
ODISEA DE UN AMOR NEFASTO

lunes, 8 de diciembre de 2008

Sosiego y nostalgia


Oh, mí aliado destello de vida,
Oh, mi dulce respiro del alma,
Oh, encantos míos; que fluis del pensamiento,
Oh, magnifica pureza, que engendráis sutileza,
Oh, nobleza nostalgia, que partís del alba,
Oh, mi dama adorada, que me habéis dado la calma y tortura,
Oh, bella flor silvestre, que embellecéis mis terrenos lóbregos,
Oh, mirada profunda, que abrís las esperanzas de la ventura,
Oh, mi diosa Venus, que en ti proclamáis tanta libertad,
Oh, brisa mía, es que con tu hermosa cabellera, me brindáis alivio,
Oh, fugitiva mía, hasta donde quieres que alcance sin vos…!

Juan Jose Curicama
"El Por Siempre Ulises"
ODISEA DE UN AMOR NEFASTO
Quito-Ecuador

miércoles, 19 de noviembre de 2008

Pesadilla Sublime


¡Desgraciado temor!,
¡desgraciado pudor!
me atormentas en mis sueños,
ya no paro de pensar,
es muy cruel este dolor,
deja ya de perseguirme,
es lo único que yo ruego,
basta....... basta......
déjame... dormir.

Ahora solo espero,
que esta voluntad,
tenga piedad
de mí,
y que busque,
un nuevo rumbo,
hacia un sueño mejor,
donde todo estará,
la dicha triunfal.

Acabara algún momento,
está pesadilla,
que profana en mis
pensamientos,
pues eres tú,
quien agobia mí vida
destruyéndome cada vez.

Es suficiente.. es suficiente...
déjame vivir.

Eres el amor, ya
lo he notado,
eres la pasión
que yo he vivido
vives dentro de mí,
como vive el arcángel,
en su cielo vergel,
ya siento, tú amor,
como sed insaciable;
hoy sigo buscándote,
para encontrarte;
eres la verdad,
que yo he notado;
eres la ilusión,
y la afición,
que nunca, me fallará,
ya este loco,
¡por siempre te amará!
¡siempre...! ¡siempre!

Juan Jose Curicama
"El Por siempre Ulises"
ODISEA DE UN AMOR NEFASTO
Quito-Ecuador

jueves, 2 de octubre de 2008

Derramando Delirios


“En la soledad de este abismo, solo existes tu, ¡si tú! con tu sombría mirada, acechándome, como fugaz destello prepotente, que has salido de lo más recóndito de este mundo infernal”.

“Nada de lo que miras es eterno, y nada es real,
todo es superficial y pecaminoso, por lo que siempre será una efímera quimera”

“Toda materia se corrompe es como el reflejo de la putrefacción codiciosa, que infecta al hombre con su vanidad carroñera, segando su maldito pudor lujurioso, donde es inexistente toda su bulímica deidad”

¡Ya marchito en un paraíso de arrobamientos,
finjo eterna felicidad, ya mustios estos labios, esculpen piedras de insatisfacción !

“Las sabias esperanzas ya vencidas; persisten aun en este loco y desafiante ser; que pregonar ínfulas capciosas, para respirar en un cosmos de placeres obscenos”

“Me arrastra la mísera de todo los bienes materiales”

“No existe cielo divino, solo están los ineptos creyentes ambicionando eternidad”

“Eres el vicio de mis ojos que absorto los dejas con tu hermosura, a donde riegan tus misterios, oh mujer que plasmas inquietud a mis sentidos”

“Soy la errumbre del mundo, ante el desconocimiento de la sordera y ceguera de los demás, que huye de su realidad; despierta del mal que aqueja o acabara de vosotros”

“No me miréis con los ojos, miradme con el corazón, porque los ojos engañan y son pecaminosos, y van alterando la verdad”

¡Entre nubes grises me embarco y desciendo como lluvia a los suelos del desastre; y me ahogo en el silencio de entre los muertos, que me arrastra como corriente de desidia, martirizándome eternamente!

“En vano admiro esos labios tentadores y carmesíes que solo brotan palabras leporinas”

“Las personas que amo, están sumergidas en el fango de la superficialidad y egoísmo; y al menos mi alma clama acabar con este martirio”

“He servido para la vida cortejana, y me envuelve la locura de la tristeza, que amparabame lerda y letal esta muerte, de entre los seres vacíos y alienados, que os aplaca mi magnanimidad”

“Espero escapar de este insomnio que indigesta y turba el pensamiento, donde atrofia mi excelso capricho de poder inalienable: este va aduciendo debilidad y corrompiendo”

“Y aun predica mi ideal, ser absorbido, por las mentes fatalistas, que desean mi receso, queriendo convertirme en embozo de su tragedia”

“No estoy dispuesto a amar, a aquella mujer, tan solo por sus atributos físicos; sino mas bien por su nobleza, misericordia, inteligencia y sinceridad”

“Hoy he despertado con mi vigorosa idiosincrasia, para apalear a la vanidosa miseria, que os atormenta la dignidad”

“Te siento tan lejos como la creencia, y tan cerca como la violencia que arrebata los sentidos”

“Apenas se puede fingir que estoy con la amada mía, pero simplemente es una utopía, y mi calma es extraña, falseada de la realidad y mutada por el espejismo”

“Quiero morirme en las garras de la depresión, para no frustrarme más, en esta vida hosca, que pretende someterme eternamente”

“He comparado a este amor, con la gélida noche, que carcome los huesos, hasta ponerte en convulsiones”

“Estoy escarbando en el vacío; pretendo encontrarte en la locura, te adulo en mi silencio, para sumirte al llanto y concordar con esta vida, que me arrastra al receso”

“Más que una locura, tengo una premura, ¡que inquieta! busca ternura, el tiempo mío se agota, y aun no he encontrado a la ninfa mía que promueva o destruya el alma mía”

“No estoy loco; solo ausente, suspendido en el pasmo y sumergido en el delirio”

¡Mujer mía! Soy el peregrino que te adora, te extraña, te ama y se encadena a tu belleza como grilletes de la eternidad.

“Hare una persecución y así llegar a tu corazón, para así descubrir la difícil tarea de entender las formulas del amor”
“Amada mía me es preciso comunicarte que las estadísticas del corazón están en ascenso, descenso y equilibrio, pero siempre en busca de tu alma”

“Hoy se escurrieron mis sueños, a donde se deslizaron estos malditos ariscos, ¿Por qué se han esfumando, de esta realidad? ¡cruel, jocosa e inmisericorde!”

Juan Jose Curicama
"El Por Siempre Ulises"
ODISEA DE UN AMOR NEFASTO

jueves, 4 de septiembre de 2008

Despojo


Hoy te observo en mi calvario
fingiendo aun el deseo profundo,
mas en cansadas nostalgias,
este martirio agota mi locura.

Hasta donde quieres correr,
pedazo de mi exitencia,
hasta donde quieres confundirte,
en este laberinto,
que pronuncia desasosiego...!

Juan Jose Curicama.
"El por Siempre Ulises"
Odisea de Un Amor Nefasto

sábado, 23 de agosto de 2008

Mis Adornos


Adornare mi alma,

con la nostalgia y frustraciones.

adornare mis pensamientos,

con los más claros desengaños que invadan el delirio,

adornare mis ojos,

con superficialísimos y espejismos de la vanidad,

adornare mis oídos,

con falsas melodías para desterrar la felicidad,

adornare mis labios,

con palabras oprobiosas, que discutan lo verdadero,

adornare el corazón,

con puñales, para que sangre mi nobleza,

adornare mi locura, para matar la cordura


“El por siempre Ulises”

ODISEA DE UN AMOR NEFASTO

odisea

odisea
de un amor nefasto