BIENVENID@S

Estimad@s Amig@s
† † † † † †
† † † † † † Es, este mi delirio de palabras que enfocan la debilidad, fortaleza y en si, me vuleve un loco creador, un poeta que derrama del corazon, inutilies nostalgias....!!!!! † † † † † †

domingo, 1 de agosto de 2021

Apolillamiento del Alma

Me siento tan decepcionado, 
confié en ella, una y otra vez, 
y nuevamente volvió hacerlo, 
cuando aprenderé a decir, ya basta. 
 
Me siento tan impotente, 
estoy tan lastimado, 
que, si me hieren nuevamente, 
de seguro fingiría no dolerme. 
 
Me siento tan humillado, 
no me reconozco, 
más sin embargo pretendo, 
no perder la calma. 
 
Me siento tan vacío, 
han absorbido todo de mí, 
me han dejado tan deshecho, 
y sin las ganas de seguir. 
 
En que me han convertido, 
en qué tipo de burla, 
me han nombrado, 
apolillando mi ego. 
 
Que soy, a que se debe este delirio, 
me encuentro tan emblandecido; 
estos años me van disolviendo, 
y para rematar me engañan vilmente. 
 
Por: Juan José Curicama Naula 
“El Por siempre Ulises”   
Odisea de un Amor Nefasto. 
Quito-Ecuador 



lunes, 7 de junio de 2021

Florecita Mía

Esta flor se ha marchitado,
a pesar de mis cuidados,
¡como la había cuidado!
día tras día,
contemplaba sus pétalos 
y aquellas verdes hojas,
pero lentamente se fue muriendo.

Mi afición por las flores,
me refleja, la belleza de aquella,
aquella que así mismo,
qué; a pesar de mi entrega,
lentamente fue carcomiendo,
la confianza y el amor que la tenía,
hasta que al fin asfixio mi ternura.

Que cosas más extrañas, 
ejemplizar ese brote y caída,
de aquella flor, que, como el amor,
florece, se consume y fenece,
a pesar de la sutileza tan expresada,
esta se va transformando,
hasta perderse en el suelo.

Por: Juan José Curicama Naula
“El Por Siempre Ulises”
Odisea de un Amor Nefasto
Quito-Ecuador

martes, 1 de junio de 2021

¡Jamas!

¡Jamás! he dejado,
disolverte de mi memoria.

¡Jamás! he perdido la cordura,
por fantasmas de las traiciones.
 
¡Jamás! me abstuve tanto,
por amarlas.
 
¡Jamás! tuve un desborde suicida,
por pasiones.
 
¡Jamás! he ocultado un sentimiento sublime,
que había provocado.
 
¡Jamás! llegara esa ternura lisiada,
de desdichas
 
¡Jamás! podría habitar en un contorno de deidades,
con tanta hipocresía expresada,
 
¡Jamás! me sumiría y bajo ningún concepto,
hacia moralismos carentes de verdad.
 
¡Jamás! he dedicado tanto tiempo,
a la espera de aquella,
 
¡Jamás! de los jamases,
mi concepción será sumisa.
 
¡Jamás! por tan vaga que sea la idea,
¡jamás! decaerá.
 
¡Jamás! querría reencontrarme,
para que fracturaras nuevamente mi alma.
 
¡Jamás! quisiera consentirte,
que me alejaras otra vez de mi fortaleza.
 
¡Jamás y eso si jamás! vuelvas a engañarme
diciendo que nunca has de engañarme.
 
Con todo esto, será que volviera,
nuevamente renovado, y mi esperanza inquebrantable.

Por: Juan José Curicama Naula.
“El por siempre Ulises”
Odisea de un Amor Nefasto
Quito-Ecuador 

jueves, 18 de marzo de 2021

Me quedo aquí.

Me quedo aquí, observando tus fotos, 
me quedo aquí con estos recuerdos
me quedo aquí, con esa pasión tan desbordante
que tu cuerpo expresaba.
 
Me quedo aquí, porque sin más intención
me he doblegado a esta perdida
me quedo aquí, sin saber, que pronuncia tu alma,
me quedo aquí, observando cada espacio,
que cubría nuestros cuerpos.

 
Me quedo aquí, esperando,
que algún momento volvieras.
me quedo aquí, escribiendo estas nostalgias,
que se desborda a cada instante.
 
Me dedo aquí sabiendo que mis caricias
quedarían a lo mejor estampadas en tu cuerpo,
me quedo aquí, para que de alguna manera
me contemplaras como yo, a cada mañana.
 
Me quedo aquí, sabiendo que tú conoces
que te amé, con tanta locura,
me quedo aquí, a pesar que se marchó de mí,
aun así, la sigo esperando en este mismo rincón.
 
Me quedo aquí, en este día, que es tan especial,
festejando tu onomástico,
me quedo aquí, sin condiciones,
ni aferrarme tanto.
 
Me quedo aquí, porque sin ataduras,
comprendimos que hay más regocijo placentero,
en fin, me quedo aquí, con tristeza y satisfacción a la vez,
¡porque así! se ha definido este amor.
 
Por: Juan José Curicama Naula
El Por Siempre Ulises
Odisea de un Amor Nefasto.
Quito-Ecuador

lunes, 1 de marzo de 2021

Te digo Adios

Ahora te digo adiós,
por razones tuyas o mías,
pero te digo adiós,
me duele tanto perderte,
pero en fin me toca dejarte.
 
Te digo adiós,
no por el hecho, que no te amé,
al contrario, te adoro,
hoy más que nunca, en esta ausencia.
que me causa tanta tristeza.
 
Te digo adiós,
por la simple razón,
de que estas llagas,
se curarán de alguna forma,
y se renovaran nuevamente.
 
Te digo adiós,
no por cobarde,
es el hecho, de que no podemos,
seguir lastimando a esos,
que a lo mejor confiaron plenamente.
 
Te digo adiós,
finalmente,
porque sin poder definir
las circunstancias,
nos envolvió la incertidumbre.
 
Te digo adiós,
sí, pero no para borrarte de mí,
simplemente has de mantenerte
en mis recuerdos tan maravillosos,
como aquel día en pleno derroche de ilusión.
 
Te digo adiós,
no con el afán de odiarte,
más bien, con el afán de mantenerte
impregnada en el lecho de mi corazón,
para llenarme de alegría.
 
Te digo adiós,
esperando que esta decisión
sea la acertada,
ya que se nos ha escapado
de nuestras manos, este amor apasionado.
 
Por: Juan José Curicama Naula
“El Por Siempre Ulises”
ODISEA DE UN AMOR NEFASTO
Quito-Ecuador

miércoles, 3 de febrero de 2021

Ausente Mía

¡Gemidos que expresivos son!, en estas lúgubres noches
untad, tu candidez esplendorosa, que mágica es, 
apasionad a los sentidos más crueles que engrandecéis, y disipad aquellas extrañas sensaciones que oscurece estas visiones;
ángel mío, no detengáis tu altivez, que en mi proclama,
¡lucida absorta! tu belleza inspiradora, creada por la naturaleza,
unificad todo lo que te rodea, que es como savia conciencia de vida, que
proclamáis; la justificada lucha necia, que 
efímera se expresan, son nostalgias absurdas que ciega lo inédito.

Y al sol oculto, ovacionando dedicáis tan grandioso espectáculo,
ósculo profundo, que emergéis, provocáis tanto misterio, en mi ser;
¡lánguido y sátiro postrada el alma estáis! ahora saciad con desvió tu sustancial existencia,
amparadme de esta agonía, que profunda y misteriosa envuelve mi corazón,
no te detengáis, martirizadme con tu oculto desdén, pues pronto descubre tu ansiedad,
dadivas emulan en tu candoroso ser, pero quiero expresarlo con temor,
aplacadme de esta desventura, quiero soñar con locura.

Por: Juan Jose Curicama Naula
"El Por Siempre Ulises"
ODISEA DE UN AMOR NEFASTO
Quito.Ecuador

sábado, 17 de octubre de 2020

Te Miro

Miro mi galería
y te admiro como aquel día
tan divina y hermosa.

Miro aquellos ojos
que me impactan
y hechizan mis sentidos.

Miro aquella imagen 
y recuerdo tu piel 
esa piel tan única.

Miro tus labios
que deleitan a los míos
con tu néctar.

Miro así tu nariz
que tiene ese respiro
de desbordante excitación.

Así mismo te miro
cuando ya no te siento,
y te busco en mis noches.

Por: Juan José Curicama Naula.
“El Por Siempre Ulises”
ODISEA DE UN AMOR NEFASTO
Quito-Ecuador


viernes, 2 de octubre de 2020

Has de Abandonarme

De todas formas
has de abandonarme,
con cualquier pretexto,
a lo mejor pretendes
carcomerme hasta vaciarme el alma.

Pero, de todas maneras
has de abandonarme,
buscando aquella excusa
e inculpándome del desastre.
 
Así de cualquier sentido
has de abandonarme,
dejándome el corazón
inútil y destrozado.
 
De todas formas
has de abandonarme,
dejándome en el piso
arrastrándome como lombriz.
 
Pero, de todas maneras
has de abandonarme,
así tan repentinamente
y sin decir nada.
 
Así de cualquier sentido
has de abandonarme,
frustrándome tanto
y apagándome la vida.
 
Por: Juan Jose Curicama Naula
“EL Por Siempre Ulises”
ODISEA DE UN AMOR NEFASTO
Quito-Ecuador



viernes, 11 de septiembre de 2020

A ti Mujer

A ti mujer pasionaria,
que deleitas con cariños
los sentidos más profundos,
que hasta mi han llegado.
 
Tus lúgubres, cantos astrales,
sosiegan las almas, que yacieron,
en ti solo es paz, cordura,
voluntad superior ansiada.
 
En tú soberana calma,
los ángeles acarician,
tú divino rostro; ¡qué envidia la mía!,
amarte en tu lecho quisiera,
y ya nunca más, dejarte ir.
 
A ti mujer canora,
fuente de ventura,
con flores perfumadas
de hinojos te implorare,
para poder escuchar,
de tus labios, mi dulce consuelo.
 
Entonces ya para mí, ¡basta!
una mirada, una sonrisa,
y estoy alegre, muy alegre
que el alma mía, sea amparada,
por los reflejos que emites.
 
Para ti: mi corazón, cuerpo y espíritu
que sujetándose; retiene tú belleza
para ti mujer, para ti; va todo esto,
sin excepciones en busca de tú corazón,
¿qué perdido está?
bajo aquel hechizo divino.

Por Juan Jose Curicama Naula
"El Por Siempre Ulises"
ODISEA DE UN AMOR NEFASTO
Quito-Ecuador



miércoles, 26 de agosto de 2020

Oleada de Desasosiego

Nuevamente me persigue esta pesadilla,
no me deja escapar, es como un karma,
postrada en mi mente,
está arraigada como sanguijuela,
sorbiéndome lentamente la vida.
 
Esta pesadilla ¡nuevamente esta!
aplacando estos sentimientos,
confundiéndome,
son los demonios que no me dejan,
y en mis pensamientos siempre esta.
 
Ahora tengo mucho más miedo,
saber que perder, es la opción,
pero que te quiten la vida, 
a alguien que nació de tu sangre,
fatalizaría la existencia.
 
Ya no son los demonios de la soledad,
o los demonios de la desilusión
ahora es miedo a perder,
ese algo que nació de mi sangre.
 
Es incierto todo esto,
pero me invade,
esta nostalgia,
que se atreve nuevamente
a acosarme.
 
Me persigue, me ata,
me confunde, me lacera,
me asfixia, me entorpece,
me enreda el pensamiento,
me acelera el shungo,
me estremece todo esto,
me acosa este caos,
me dilata la vista,
y expiro lentamente,
en este vacío de incertidumbre.
 
Por: Juan José Curicama Naula
“El Por Siempre Ulises”
ODISEA DE UN AMOR NEFASTO
Quito-Ecuador

sábado, 4 de julio de 2020

Despues de ...

Después de todo,

al fin se van derrumbando mis ideales,
mis propósitos, mis nostalgias,
mis noches agrias de insomnio, como migajas de arena;
después de tanto tiempo haberlo provocado,
hoy se sumerge como barco a la deriva,
entre mustios oleajes de la desgracia;
después de haber sacrificado esta vida hosca,
pretendiendo buscar un cambio,
lleno de armonía, para luego notar el consumismo en la incertidumbre;
después de tanto cansancio,
mirar que solo se ha desgastado energías,
para el lamento de ahora;
después de haber confiado tanto en mi potencial,
me embarco entonces en esta miserable decepción.
 
Después de haber jurado tanta lealtad,
siento arrastrarme como lombriz,
para vomitar mentiras;
después de estar mecánicamente absorbido en esta realidad,
me convertido en la innecesaria desperfección;
después de haber caminado tanto sendero espinado,
me retracto y digo: para que este sofoque sin cabida;
¿después de esta existencia, ya que me queda?
si ya se ha escapado de mis manos toda una vida entera;
ya todas estas lágrimas derramadas,
solo ambicionan regresar al lugar de su origen,
ya todas estas palpitaciones del corazón,
solo quieren dejar de exagerar,
ya estas miradas engañosas,
solo quieren visualizar lo más abstracto,
ya estos oídos, solo quieren buscar bellas melodías,
mas no murmullos de la decadencia;
ya estos labios solo quieren saborear,
 el néctar de la flor silvestre,
y ya estas manos solo quieren construir un pedacito de dulzura,
para amparar esta desenfrenada vida, llena de frustraciones.
 
A pesar de todo sigo languideciendo,
y que mas toca, moriré creyendo que ha de cambiar…….!

 

Por: Juan José Curicama Naula.
“El por siempre Ulises”
ODISEA DE UN AMOR NEFASTO
Quito-Ecuador

lunes, 18 de mayo de 2020

Los Ojos de la Amada Mía

Esos ojitos tan divinos,
que me apasiona;
me desborda a la locura,
me condiciona, me ata.

Los destellos de tus ojos,
me iluminan,
en esta soledad, tan precaria,
donde vuelve la esperanza.

En esa ternura de tus miradas
a veces siento, la desesperanza en ti,
que envuelven misterio,
y desata agonía, que quiere huir, lo sé.

Tus ojitos de capulíes,
me embarga, me hechiza,
me dicen ámame,
me retiene la belleza de tu mirar.

Por eso amada mía,
por esas miradas,
siempre quiero besarlos esos ojos,
cada vez que puedo, lo hago.

Es por eso mía, tan mía,
tu mirada es:
la puerta del edén,
están en esos ojitos soñadores.

Por: Juan José Curicama Naula
“El Por Siempre Ulises”
ODISEA DE UN AMOR NEFASTO
Quito-Ecuador

sábado, 1 de febrero de 2020

Perpetuo Amor


Siento como el caudal
unísono de mi vida,
consagrado a tu río;
eres la imagen pura
que postrada
estás, en mi destino;
¡eres tú!
con quien el corazón
late eterno;
donde hoy estás en conjunto
con la virtud,
exaltando mis sentidos.

¡Donde estás, querida mía!
que en mi soledad te busco,
cuando se torna hosco,
este delirio profundo.

Que haces cuando estás umbría,
que en mi provoca tanto llanto.

Cuando por el umbral de tu ventana,
ves la primera luz del día,
que acariciando besa tu faz divina,
dime que expresan
esos destellos profundos
que son fabulosos.

Cuando la suave brisa
acaricia tú rostro,
y lentamente levanta
tú lisa cabellera,
dime que expresan,
esos roces maravillosos.

Déjame amada mía,
entonces, que alma mía
vuele junto a la tuya.

No dejes que el lastimero
recuerdo del pasado,
desgracie tú alma;
no ves que la locura
de aquellos tiempos,
¡ya culminaron!

No estamos ligados
a ser presos,
de las nostalgias,
más bien amparémosla,
y comencemos
hacia un rumbo, nuevamente.

A veces los humanos
somos tan orgullosos,
que la mano extendida
que nos brindan,
pues damos las espaldas,
sin reacción alguna.

Somos necios por naturaleza,
con aquellos martirios,
que engarzan las tristezas,
confundiendo tanto
el pensamiento.

El tiempo está en acecho,
que mientras más tarde,
de seguro
todo será vano.

No somos nadie,
no somos nada,
sin embargo,
confundimos,
el veneno,
como trago amargo.

A veces, llegamos a ser,
simples materias mecánicas,
que con el pasar del tiempo,
solo causara  ser,
pequeñas partículas,
desprendidas
en el espacio.

No quiero ser la luz
que se filtra, en tú lecho,
simplemente quiero ser,
el encanto de tus sueños,
emprendido de tu pecho;
por eso amada mía,
te dedico:
éste mi corazón enamorado,
que postrado esta en tu pecho,
que siempre es mi lecho.

Por: Juan Jose Curicama Naula
"El Por Siempre Ulises"
ODISEA DE UN AMOR NEFASTO
Quito-Ecuador

martes, 21 de enero de 2020

A mi Hijo


Hijo mío,
gracias por la alegría que me brindas,
por los abrazos, por los besos
gracias por esa sonrisa divina,
gracias por esa inocencia;
me has dado ese halo de vida,
para seguir en este sendero.

Mi querido hijo,
verte a diario crecer,
me entusiasma tanto,
verte imaginar y crear,
haces recuerdo de mi infancia,
eres grandioso, hijo de mi vida,
hijo de mi amor.

Eres extraordinario,
mi hijo único,
mi lucha diaria,
mi despertar,
mi energía complementaria,
mi luz del amanecer,
mi pequeño ser.

Este cariño tan grande,
que almacena mi corazón,
me llena de orgullo,
y te arrullo,
entre mis brazos,
y te digo al oído
te quiero tanto hijo mío.

Por: Juan José Curicama Naula.
“El Por Siempre Ulises”
ODISEA DE UN AMOR NEFASTO
Quito – Ecuador.

miércoles, 15 de enero de 2020

¿Que es el Amor?

Ni idea, el amor viene y se va,
vaga por los sueños,
se filtra en la soledad
y nuevamente se va.

Así es el, es como un forastero,
buscando placeres y desilusión,
buscando ser amado,
buscando el dolor.

Entonces ¿qué es el amor?
ya no debería llamarse amor,
se supone que el amor es algo vehemente,
es algo que no se fractura.

Sin embargo, esta ahí nuevamente,
ocasionando alegrías o tristezas,
¿realmente que es el amor?
viene y se va sin decir nada al fin.

Pero repetidamente nos atrevemos a decir que amamos;
no sé si queremos sentirnos vivos,
con el desdén o la bienaventuranza,
a lo mejor seguimos engañándonos.

¿Que realmente, es el amor?
acaso eres real o imaginario,
fingiendo tal felicidad o amargura
derramando harta coherencia o locura.

Por: Juan José Curicama Naula.
“El por Siempre Ulises”
ODISEA DE UN AMOR NEFASTO
Quito - Ecuador



miércoles, 8 de enero de 2020

Tal-vez


Tal-vez me imagino algún día,

en aquel paradisíaco lugar,
amándote por siempre,
deslizándome lentamente por tu cuerpo hecho arte,
por esas finas y lisas curvas de tu piel.

Tal-vez te amé locamente,
como solo los dioses lo saben hacer,
en aquel jardín de jazmines,
entre finos telares de seda,
y con bellos cantares de ángeles.

Tal-vez llegue el día aquel,
que, entre canciones y poesía,
declame en tu lecho,
pidiéndote que me cobijes con tus brazos,
y me beses hasta quitarme el aliento.

Tal-vez aquel instante decisivo,
en que nos escapemos,
volemos al sueño prometido,
donde te amé hasta llegar al éxtasis,
y que se rompa el silencio que nos ata.

Tal-vez algún día,
mientras tanto te espero,
en el umbral de mi alcoba
bajo este cielo, bajo las estrellas,
sin condiciones, sin ataduras.

¡Eternamente tuyo!

Por: Juan José Curicama Naula
“El Por siempre Ulises”
ODISEA DE UN AMOR NEFASTO 
Quito-Ecuador

lunes, 2 de diciembre de 2019

Vida de mi vida

¡Vida de mi vida!
que has hecho de mí,
me vuelto un loco,
pensando en ti,

¡Vida de mi vida!
que has hecho de mí,
mi alma se vacía,
esperando por ti.

¡Vida de mi vida!
que has hecho de mí,
me encuentro tan solo,
y te busco a ti,

¡Vida de mi vida!
que has hecho de mi,
estrecho mis brazos,
por abrazarte a ti,

Vida de mi vida,
que has hecho de mí,
mis labios tiemblan,
por besarte a ti.

Vida de mi vida,
que has hecho de mí,
mis manos se desesperan,
por acariciarte a ti.

Vida de mi vida,
que has hecho de mí,
este corazón se agolpa,
queriendo unirse a ti.

¡Vida de mi vida!
que has hecho de mí,
despierto en la mañana,
esperando estar junto a ti.

Por: Juan José Curicama Naula
“El Por Siempre Ulises”
ODISEA DE UN AMOR NEFASTO
Quito-Ecuador

sábado, 16 de noviembre de 2019

Amante Mía



En aquella habitación donde nos mostramos,
tan intensos, tan locos, tan excitados;
en aquel lecho de amor,
recorría tu cuerpo, con cada beso,
con cada caricia;
me encantaba tu piel,
cuando se enchinaba,
y mis manos se deslizaban por todos lados,
fue tan hermoso, aquellos instantes,
tan divinos, tan deslumbrantes;
tus labios con los míos,
se arrancaban a besos;
¡tanto éxtasis vivido en ese instante!
amándonos como que fuera el ultimo día,
entregándonos mutuamente, 
para derramar aquel elixir de la pasión;
¡oh amante mía, adorada mujer!
hemos explorado esa magia oculta,
esa energía que solo los amantes provocan,
me es cruel saber que ya no eres mía;
pero me satisface, 
haberte amado sin condiciones.

Hasta siempre mujer adorada mía,
nos encontraremos en los sueños.

Por: Juan José Curicama Naula.
“El Por Siempre Ulises”
ODISEA DE UN AMOR NEFASTO
Quito-Ecuador

Portada de la Obra

Portada de la Obra
Poesía Inedita